1-3-5-7-9
Bogotá - 19°C
Mayormente nublado (día)
Bogotá Cambie de ciudad Medellín Cali
BUSCAR:

El Plan Pega

No Pega

Galerías hasta el otro día

2007-11-23

Esta zona de Bogotá invita a un recorrido para rumberos consagrados.

Gran variedad de sitios, todos para pasar una noche de rumba hace de Galerías una de las zonas más calientes de la ciudad. Un recorrido para rumberos consagrados.
 
Por Iván Vargas
 
“¿Qué musiquita le gusta jefe?, ¿quiere rumba hasta las seis?, ¿algún ritmo en especial para usted y la parejita?”

Apenas llegue, lo primero que verá son varios “jaladores” de clientes (al mejor estilo de los que rondan la Primera de Mayo). Aunque no lo crea son los mejores estrategas publicitarios a la hora de abordar los fiesteros en la calle. En pocos segundos le dan una pormenorizada descripción del sitio al que representan y de paso le ofrecen una atractiva promoción. Todo esto sucede mientras que a usted lo cogen de gancho y lo llevan casi a las malas.

Así inicia la noche en el sector de Galerías.


Baile de mascaras

Llegar tipo 9 de la noche, cuando lo que usted quiere es rumbear puede ser un poco desesperante. En su mayoría los lugares están vacío y pueden apaciguar sus aires de fiesta y carnaval. Los sitios empiezan a tomar temperatura pasada la media noche. Lo primero que debe hacer es buscar un sitios para “calentar motores”, algo donde pueda hablar y tomarse unos traguitos con calma. Makarena o La Roca, son los elegidos, ofrecen un espacio agradable con música variadita, algo para bailar y charlar cómodamente.

Makarena llama la atención por la gran cantidad de pequeñas vitrinas con máscaras precolombinas distribuidas por sus paredes que le dan un toque de misterio y un tinte de diversión a la rumba, mientras se baila al ritmo de reggaetón o vallenato.

Si usted no simpatizan con el chucu-chucu, tropipop o alguna de sus secuelas, no se preocupe. Beer Land es lo suyo, un lugar dedicado a los roqueros y conversadores empedernidos. Al entrar, lo primero que se destaca es una desvencijada bicicleta antigua pegada a uno de los muros. La decoración hecha en madera está por techos y paredes brindando un ambiente de taberna clásica. La música es una combinación de rock and roll y pop.


Territorio crossover

Cerca de las 11 de la noche se prende la “rumba tesa”. Lugares como Petra, (no tiene ninguna relación con las antiguas ruinas de Jordania, ni con la escandalosa actriz que oscureció al Tino Asprilla en Italia), es un templo para los rumberos con dos pisos para bailar sin parar. Tiene una decoración sencilla y un amplio espacio. En este bar se han presentado artistas como Peter Manjares y Julio Nava.

Las luces, el humo y una colorida lluvia de papelitos brillantes engalanan la noche. La cantidad de gente es abrumadora y a pesar de la falta de espacio para bailar se las arreglan para no complicarse las cosas. Las mesas se convierten en improvisadas e inseguras pistas de baile. El ritmo del reggaetón y del merengue no cesa y el calor se hace insoportable, así que las blusas se liberan y las mujeres dejan al descubierto pequeñas prendas de tiritas, para agrado del público masculino la sensualidad flota en el aire.

Otro bueno rumbeadero es Guaros, un sitio para gente que tiene espíritu agropecuario. Si, entendió bien: agropecuario. Lo primero que se observa luego de la enorme barra que divide el lugar, es una serie de cabalgaduras para montar a caballo como parte del decorado. En las paredes se encuentran herramientas del campo, como fumigadoras y azadones.
 
El público que encuentra es de un corte universitario, y algo que llama la atención es una página de periódico enmarcada sobre una pared con este encabezado: “Miami enloquecida con la llegada de la tienda de los guaros, la gente pide más sucursales”. Si señores, este es un lugar para perder la cabeza.


La parranda es pa´ amanecer

En su mayoría los establecimientos funcionan hasta las 6 de la mañana pues varios funcionan como clubes privados, así que hay muchos lugares para escoger. En la baraja aparece Kandelaria, donde además de seguir de fiesta hasta la mañana siguiente, le regalan el sombrerito vueltiaó a la salida para que lo lleve a casa como recuerdo. Efectivamente el ambiente es uno de los mejores, las mujeres bailan al ritmo de Carlos Vives y sus clásicos, el festival de sombreros no para de moverse.

Lo mejor de estos sitios es que cuando se asoman los primeros rayos matutinos, los meseros prestos comienzan a entregar a los decaídos fiesteros vasitos con caldo de carne para “matar la rasca” y para calmar el frío. ¿No cree que ya es la hora de salir a casa rumbo a Galerías?


¿Dónde?

Guaros
Cra. 27 # 52 - 24

Petra
Cra. 27 # 52 -24

Makarena
Cra. 27 # 52 – 49

Beer Land
Cra. 27 # 52 – 23

La Roca
Cra. 27 # 52 -69

Mayan's
Cra. 27 # 52 –09



0 Comentarios

Publicar en mi
muro de Facebook.

Comentar
Vea más...