1-3-5-7-9
Bogotá - 19°C
Mayormente nublado (día)
Bogotá Cambie de ciudad Medellín Cali
BUSCAR:

El Plan Pega

No Pega

Los villanos más temibles

2012-07-27

Un buen PlanB para cualquier momento es disfrutar en casa de alguno de esos clásicos del cine.

Un buen PlanB para cualquier momento es disfrutar en casa de alguno de esos clásicos del cine.

El cine está lleno de personajes que le ponen los pelos de punta a cualquiera porque destilan maldad por cada uno de sus poros.

Los hay dementes, metódicos, impulsivos, divertidos, terroríficos. No importa. Para todos el fin último parece ser la destrucción y la maldad por el hecho de la maldad misma. Con o sin disfraces, estos sujetos saben cómo hacer del caos un estilo de vida.

A propósito del estreno de Batman: The Dark Knight Rises y de la parición en este filme de Bane, uno de los villanos más temibles de la historia del héroe de Ciudad Gótica, quisimos rememorar en este, nuestro caprichoso top a algunos de estos némesis que no quisieras toparte ni por accidente.

ADVERTENCIA: Este conteo puede contener spoilers que arruinen la historia de la película si no la ha visto. También puede contener imágenes, vídeos, audios y textos que hieran la susceptibilidad. Véalo bajo su responsabilidad.


Bonus #2.

Biff Tannen, El idiota malvado (Saga ‘Volver al futuro’)


Aparece en nuestro conteo no por su habilidad para maquinar maldades, sino porque aún dentro de su idiotez, este auténtico ejemplar del ‘redneck’ norteamericano, mucho músculo, poco cerebro, pero no por su carencia de neuronas, este tipo fue menos blando y fácil de vencer para Marty McFly y su padre George. Sus actos de maldad incluyen un intento violación a Lorraine (madre de Marty) en la primera película de la saga, el asesinato de George (Padre de Marty) en la segunda entrega, mantener a Richard Nixon en el poder y construir un imperio económico a partir de los desechos tóxicos.




Bonus #1.
Scar. ¡Qué lindo gatito! (El rey león)

Resumámoslo: Este minino es el responsable de uno de los mayores traumas de todos los que hemos tenido la oportunidad de ver El rey león. Scar, un megalomano salvaje, anhela ostentar el poder y para ello es capaz no solo de asesinar a su hermano sino además de desterrar al pequeño Simba para después tratar de eliminarlo también. Si usted no lloró por la maldad de este gatito, usted no tiene corazón.



10.
Norman Bates. El hijo de mamá. (Psicosis).

En la película de 1960, inspirada en el libro homónimo, muchos conocimos a Norman Bates, que en realidad no era solo Norman, sino que además era su madre y Normal, otro tipo. Es decir, eran tres personas en una sola. Desglosando el asunto: Antes de ser tres personas, Norman es hijo de Norma, quién no le deja al niño juntarse con nadie y le hace creer que todo es pecado. Cuando crecem, Norman en un ataque de celos mata a Norma y a su amante, para luego dar vida dentro de sí a tres personalidades: Normal, que es la personalidad que exhibe socialmente; Norman, que es un niño aterrado y Norma, que no es otra persona que su madre, en una versión masculinizada y asesina. Todo un capullito.



9.

John Doe. El ángel vengador. (Seven).

En 1995 Kevin Spacey nos entregó una interpretación magistral de un sujeto que olvidado de cualquier tipo de prejuicios vengaba a todos aquellos que se atrevieran a infringir alguno de los siete pecados capitales. John Doe recorre uno por uno los pecados trazando un plan perfecto que termina con un final realmente inesperado. Aunque no pareciera, podríamos decir que John ha conseguido el crimen perfecto.




8.
Bill Cutting. El capitán América del siglo XIX (Pandillas de Nueva York).

Bill ‘El carnicero’ Cutting, interpretado por Daniel Day-Lewis, es un tipo que no le importa los mecanismos a los que deba recurrir para defender sus ideales que no son más que una versión D.O.S del nacional-socialismo. Según sus creencias los inmigrantes son un cáncer para Estados Unidos, por eso no siente temor a destruir a los que el considere que no deben pisar el suelo de las estrellas y las franjas. Cuchillero, diplomático y frentero, ‘El carnicero’ es el mandamás del lugar más ‘podrido’ del Manhattan y estamos seguros que a nadie le gustaría comprarle la carne para el almuerzo.



7.
Anton Chigurh. El Houdini del Karma. (No country for old man).

Interpretado magistralmente por Javier Bardem, Antón Chigur rompe el esquema del villano derrotado y escapa siempre (aunque no necesariamente ileso) de atentados y accidentes para continuar con su ruta sangrienta de destrucción. Chigur es un sicario peculiar, no sólo porque ocasionalmente ofrece una posibilidad a sus víctimas al dejar su suerte a un ‘carisellazo’, sino porque además su arma favorita para exterminar es una pistola de bala retenida, comúnmente usada para el sacrificio de ganado. El escapa del karma, tú no podrías escapar del él.



6.
Keyser Soze. El lobo disfrazado (Los sospechosos de siempre)

Definitivamente las apariencias engañan y en ‘Los sospechosos de siempre’ esto nos queda claro (solo al final, así que para no dar ‘spoilers’ que dañen la película, no ahondaremos mucho en el personaje ni en su historia). El tipo es un matón que se convierte en capo, tras matar algunas ‘personitas’ que obstruían su camino a la cima. Soze es capaz de cualquier tipo de maldades para demostrar su crueldad, como el haber asesinado a toda su familia para demostrarle a sus rivales que no tiene puntos débiles. Hay una frase dicha por el personaje Roger ‘Verbal’ Kint, que define a Keyser Soze: “El mayor truco del diable es haber convencido al mundo de que no existe”.



5.
Agente Stansfield. La ley torcida. (El perfecto asesino).

Gary Oldman nos entregó una impresionante actuación cuando encarnó al malvadísimo agente Stansfield, un supuesto defensor del bien que usa su alta posición en la DEA para traficar con droga. Stansfield es un auténtico sicópata capaz de asesinar sin distinción niños y mujeres, con tal de dejar claro su mensaje. Nunca olvidaremos los retorcijones de su cuerpo cuando consumía una droga que nunca se aclara cuál es justo antes de pedir que suene Beethoven para empezar las matanzas. Agúzate cuando escuches la Quinta Sinfonía.



4.
Amon Göeth. El verdugo de Plaszow (La lista de Schlinder)

Lo que más aterra de este personaje es que no es ficcional, es completamente inspirado en el agente nazi homónimo que regentó el campo de concentración Plaszow-Cracovia. En la película es representado con maestría por el actor Ralph Fíense, donde muestran tal cual el hobbie de Göeth: disparar aleatoriamente a larga distancia contra los judíos del campo de concentración solo por entretenimiento. Una lección histórica de la crueldad que puede alcanzar el ser humano.



3.
The Joker. El villano que no era un chiste.(Batman: The Dark Knight.)

Sobran adjetivos de elogio para celebrar el extraordinario trabajo que el desaparecido Heath Ledger hizo en Batman: The Dark Knight mostrando a un sujeto carente de cualquier empatía y capaz de destruir a quién se atrevezara en su camino, todo por el únicoi interés de destruir y crear caos. El mismo define su comportamiento con una frase: “¿De verdad tengo pinta de tener un plan? ¿Sabes lo que soy? Soy un perro detrás de los coches, no sabría que hacer si alcanzara uno”. El tipo no se andaba con bromas.



2.
Darth Vader. Papi te ama. (La saga ‘Star Wars)

El limite entre bondad y maldad es tan tenue que sin problema alguno un héroe puede convertirse en uno de los peores villanos y eso es loq ue nos probó el temible Darte Vader durante la saga Star Wars. Entre Cyborg y Sith, Vader es la mano derecha del oscuro emperador de la Galaxia, Darth Sidious y es el encargado de la represión y destrucción de la Alianza Rebelde, labor que cumple con facilidad y, aparentemente, gusto. Una maldad más grande que la galaxia.



1.
Hannibal. Alguien te quiere invitar a cenar. (Hannibal, El Silencio de los Inocentes, Dragón Rojo)

A este sujeto no le basta con matar, torturar física y sicológicamente e inclusive comer de sus víctimas. Todo hace parte del menú de su diversión. Lo peculiar del más temible villano de nuestro top es que es un psiquiatra sicópata, un erudito salvaje y un sibarita caníbal. ¡Vaya mezcla! Si te invita a cenar ¿No se te antojaría una brocheta de mejilla como entrada y un hígado con habas de plato fuerte? Una comida por la que habría que matar.

0 Comentarios

Publicar en mi
muro de Facebook.

Comentar
Vea más...
PlanB en facebook